Luis Alfredo Rivas-Clase, el único sospechoso que las autoridades dominicanas aún buscaban por el tiroteo en que hirieron al exjugador de los Medias Rojas de Boston, David Ortiz, fue asesinado a tiros, el domingo en la República Dominicana, por personas no identificadas, según el Departamento de la Policía Nacional del país caribeño.

En un comunicado de prensa emitido el lunes por el Departamento de la Policía Nacional, las autoridades dominicanas dijeron que los expertos en forense recuperaron 27 casquillos de bala, cuatro proyectiles mutilados y dos radios de comunicación en la escena del crimen. Rivas-Clase fue baleado de muerte, cerca de la entrada de un centro comercial, en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Informes de noticias citan que Rivas-Clase conducía un Kia K5 gris cuando lo persiguieron y mataron a tiros. La policía informó el lunes que el sospechoso recibió varios disparos en diversas partes del cuerpo, por un número desconocido de personas no identificadas, que viajaban en dos vehículos. Su cuerpo se encuentra actualmente en la oficina del médico legista, quien no proporcionó ningún detalle.

Miembros de la Policía Nacional y de la Fiscalía dominicana llegaron el domingo al lugar donde se encontró a Rivas-Clase en el suelo, junto al auto, que también presentaba impactos de bala. Fue declarado muerto en el lugar y su cuerpo fue trasladado al Hospital Regional José María Cabral y Báez de Santiago, según los informes.

Coronel Antonio Calvo Pérez, el vocero de la Dirección Regional Cibao Central de la Policía Nacional Dominicana, dijo el lunes que Rivas-Clase, también conocido como “El Cirujano”, era buscado por varios delitos cometidos en la República Dominicana en este año: lo buscaban por un secuestro de rescate perpetrado el 24 de septiembre y por un robo de un automóvil que ocurrió el 28 de agosto, en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Rivas-Clase también estaba siendo buscado por su presunta participación en el tiroteo de 2019 en que resultó herido el expelotero David Ortiz, mientras estaba sentado en grupo en un bar en Santo Domingo. El sospechoso también enfrentaba cargos en Reading, Pensilvania, en relación con el tiroteo en que hirieron a un adolescente en abril de 2018.

Ortiz, quien jugó primera base y fue bateador designado para los Medias Rojas de Boston, recibió un disparo en la espalda baja el 9 de junio de 2019 y fue sometido a varias cirugías en República Dominicana y Estados Unidos para salvarle la vida y reparar sus lesiones. Las autoridades dominicanas determinaron que Ortiz estaba sentado junto a la víctima objetivo del tiroteo y que la leyenda viviente del béisbol no era una víctima prevista en el ataque.

Según los informes policiales de República Dominicana y del condado de Berks en Pensilvania, Rivas-Clase desempeñó un papel similar en los tiroteos de Ortiz y Reading: ayudó a organizar y planificar los crímenes. En el caso de Ortiz, Rivas-Clase era el último de los 12 sospechosos buscados en el tiroteo de 2019. Todos los demás sospechosos han sido arrestados y encarcelados en República Dominicana, incluyendo el gatillero, quien confesó el hecho.