El sueño de Satoia Wright es ofrecer una educación de calidad a estudiantes Negros y latinos de comunidades marginalizadas. Este verano lo está consiguiendo.

Wright, una maestra de escuela secundaria, ha creado un curso de álgebra en español con la modalidad “pague lo que pueda”, para estudiantes de séptimo, octavo, noveno grado o cualquier otro estudiante de Filadelfia que pueda necesitarlo. El program se lleva a cabo por las mañanas, cuatro veces a la semana, entre el 26 de julio y el 13 de agosto, en Friends Select School (la escuela privada de Center City donde Wright enseña y desde donde busca ayudar a las comunidades hispanas).

Esta es la primera vez que el curso de una asignatura se imparte completamente en español durante las sesiones de verano de Friends Select, y también es la primera vez que la escuela ofrece un curso con la estructura de “pague lo que pueda”.

Wright solía enseñar a estudiantes en un vecindario predominantemente dominicano en el sur de El Bronx, Nueva York, donde ella y sus colegas se dieron cuenta de que la barrera del idioma impedía que los estudiantes dominaran el conocimiento de las matemáticas. También hizo que la comunicación entre padres y maestros fuera prácticamente imposible, especialmente al abordar las dificultades de los cursos para los estudiantes.

Según datos del censo de 2019, el 15.2% de la población de Filadelfia es hispana o latina. En Filadelfia, el 23.2% de la población de 5 años en adelante habla un idioma diferente al inglés en casa.

“Fue doloroso para mí verlos reprobar el curso, lo que significaba que ahora tenían que ver Álgebra Uno en el décimo grado en lugar de geometría y eso los alejaba cada vez más de su camino de la vida”, dijo. Wright, quien se graduó de la Universidad de Syracuse con concentraciones en español y psicología, estudió en Perú en una temporada durante su licenciatura y luego, como becaria Fulbright, cuando investigó sobre las inequidades en las escuelas peruanas y cómo abordarlas.

Ella piensa que es “algo hermoso” cuando los estudiantes le dicen que aspiran a ser ingenieros, arquitectos o médicos. Pero, luego se siente “desconsolada” al ver a los graduados de la escuela secundaria renunciar a sus sueños en STEM al ingresar a la universidad, cuando se ven con dificultades en álgebra básica porque la aprendieron demasiado tarde.

“Tener ese acceso desde el principio ayuda a los estudiantes a aprender el lenguaje de las matemáticas, a desarrollar y fomentar la relación, el respeto y el amor”, dijo Wright, quien acaba de completar su primer año de enseñanza en Friends Central. “Les da más experiencia al llegar a los cursos de cálculo y los cursos de física en el momento en que ingresan a esos campus universitarios”.

Tanto Wright como Michael Gary, director de Friends Select School, dijeron que el curso se está llevando a cabo como un programa piloto para recopilar datos y ayudar a la escuela a desarrollar más cursos para las comunidades de Filadelfia. Friends Select espera ayudar con los costos de transporte, los materiales de asistencia y ofrecer cursos en otros idiomas, como mandarín.

“Estoy donde estoy porque asistí a uno de esos programas especiales como este SummerSessions, y ahí fue donde mi sed de aprendizaje aumentó, y básicamente por eso me convertí en educador”, dijo Gary. “Nuestra misión siempre ha sido estar en la ciudad y ser de la ciudad”.

Las clases de álgebra se llevan a cabo de lunes a jueves, de 8:30 a.m. a 11:30 a.m. en Friends Select School (1651 Benjamin Franklin Parkway). Hay puestos disponibles hasta el 13 de agosto, cuando finaliza el programa. Los familiares pueden registrar a sus niños a través del sitio web (https://bit.ly/37a8ttm) o comunicándose con Satoia Wright a través de su correo electrónico satoiaw@friends-select.org.