Para Curtis Saxton no será muy complicado interpretar el papel de sacerdote en la obra “Mil fibras”, la nueva propuesta que Theatre Production presenta en Taller Puertorriqueño este fin de semana.

Saxton es pastor en la vida real.

“En cierta manera, no tengo que actuar,” dijo. “Tan solo hago lo que normalmente hago.” Saxton es el pastor de la iglesia Ekklesia en North Philadelphia, quien prefiere el título de pastor en vez de reverendo.

Él es uno de los siete miembros de la comunidad que se han unido al elenco de 12 personas de la obra, a presentarse al lado de actores profesionales. La producción explica la historia de María, quien trabaja en la unidad de maternidad de un hospital.

Aunque María no tiene hijos propios se convierte en amiga, abuela, tía, confidente y consejera de los niños y adultos de Fairhill, un vecindario con una población mayormente latina y negra. El título de la obra se refiere a todos los individuos que forman parte de los filamentos del tejido de una comunidad.

Van a presentar tres funciones gratuitas de la obra este sábado y domingo en Taller Puertorriqueño. Aunque sean sin costo, los interesados tienen que reservar sus boletos. Donaciones serán aceptadas y el uso de las mascarillas será obligatorio.

La obra es la tercera producción en dos años del proyecto de teatro comunitario que tiene como objetivo llevar las artes a los residentes de barrios que no visitan los teatros regularmente, dijo Georgina Bard, la directora artística de Beacon Theater Productions’.

“Nuestra misión ha sido llegar a personas que no tienen acceso al teatro,” dijo Bard. “A veces, esto se debe a una distancia cultural con la escena teatral del centro de la ciudad, y a veces es porque se trata de una actividad prohibitiva financieramente”, dijo.

“Mil fibras”, escrita por Alec Hersh, fue creada después que Hersh, Bard, y otros realizarán decenas de entrevistas con residentes de Fairhill, a partir de 2019.

El guion está basado en las historias que les contaron sobre su comunidad. María es un personaje inventado aunque inspirado en personas reales.

Yajaira Paredes, quién interpreta a María, es una actriz profesional de Venezuela, con experiencia en telenovelas, películas y obras de teatro en su país de origen.

“Mil fibras” es su obra número 15 tras su llegada a los Estados Unidos, hace 26 años. Paredes, cofundadora y directora artística del Teatro del Sol, una compañía teatral bilingüe en Filadelfia, dijo que ama su personaje.

“María es tan abierta y con un corazón immenso. Le gusta ayudar a todo el mundo, salvar a los niños y ayudarles a tener una vida mejor,” dijo Paredes en una entrevista telefónica.

Gentrificación y fe a “largo plazo”

Paredes habló con El Inquirer un día después que el elenco ensayara dentro de la pequeña iglesia en Hartranft, una comunidad adyacente a Fairhill.

Como muchos vecindarios en la ciudad, la comunidad alrededor de Ekklesia muestra signos de cambio y gentrificación.

Andamios delante de proyectos en construcción en la avenida Susquehanna, cerca de la iglesia, y en la otra acera en la calle 9, un gran almacén de ladrillos rojos tiene un letrero de “se vende” colgado.

Dentro de la iglesia, la semana pasada, el suave y continuo sonido de un ventilador de pie en una tarde particularmente calurosa. Los miembros y los dos codirectores llevaban mascarillas mientras ensayaban.

Paredes dijo que estaba impresionada con la interpretación de Saxton y se preguntaba si tenía experiencia actuando.

“Estaba tan asombrada cuando empezó a hablar de María, y tenía toda esta pasión,” dijo Paredes.

Saxton, 38, dijo que actuó en obras de la escuela secundaria cuando vivía en Oregón. Luego se mudó al este para estudiar en Princeton, dónde se graduó en política pública. Tiene una maestría en divinidad del Westminster Theological Seminary.

Antes de tomar las riendas de Ekklesia, fue copastor de la Philly Open Air Church en el corazón de Fairhill. Saxton y el copastor Jomo K. Johnson no solo predicaban desde el altar, cada dos semana también pasaban tiempo predicando en las calles. Aquella iglesia se fusionó con otra y tomo el nombre de Ekklesia.

Saxton dijo que conoce muy bien las historias de la gente que se hubieran encontrado con una mujer como María.

“Es la vida real,” dijo. “La gente que conoce y ama a María se cuestiona si realmente la definición de éxito significa conseguir una educación y después emigrar de sus difíciles barrios para buscar la fortuna en otra parte”.

La obra también “lucha contra las dos narrativas sobre nuestros barrios: una, que es la de Badlands, un sitio horrible [en el que la gente vende droga en cada esquina], y la otra narrativa, que es un sitio maravilloso y que todo es fantástico”.

“Hay muchos desafíos y dificultades. Pero, la gente está comprometida en el largo plazo, con unos y otros y están decididos a caminar juntos [a hacer las cosas mejor.]”

Saxton es nativo americano y fue el primero de su familia que estudió en la universidad. Dice que la gente se le acerca y le empieza a hablar en español, pero su conocimiento de la lengua no es óptimo. A la vez, su esposa, Christina, a quien él describe como gringa, nació en Honduras y habla español con fluidez.

El teatro conecta con el barrio

La obra tiene dos codirectores. Eric Carter es un artista negro de teatro que creció en North Philadelphia y que actúa tanto en Nueva York como en Filadelfia (interpretando Damon en el Azuka Theatre’s 2019 Sunset Baby, entre otros papeles memorables, y como miembro de la compañía Theatre in the X), en la televisión (NYPD Blue), y en películas (But Deliver Us from Evil, LUV Don’t Live Here).

Sofía Anastasia es una dramaturga, directora, y actriz residente en Filadelfia. Según su perfil en Revamp Collective, la tesis universitaria de Anastasia “exploró la latinidad queer, el colonialismo puertorriqueño, y como las comunidades de mujeres y personas identificadas como mujeres se apoyan y elevan entre sí para enfrentar el trauma.”

Bard dijo que era importante tener dos directores con conocimiento y experiencia tanto en la perspectiva latina como de la negra de la comunidad de Fairhill.

“Ha sido extremadamente divertido, escoger actores que no tienen ninguna experiencia, y armar un espectáculo en el que han querido subirse al escenario y hacer una obra profesional,” dijo Carter. “Me ha mejorado como director y como profesor de actuación.”

La primera producción de Beacon, en el 2018, fue la obra de Cartas a Tía Hattie, interpretada por una sola mujer, sobre la abolicionista negra Harriet Forten Purvis.

A principios del año 2020, antes de la pandemia, el proyecto presentó Debajo del Bonnet, sobre las abolicionistas Lucrecia Mott, Frederick Douglass, y James Mott, en la escuela Julia de Burgos y en el Providence Center.

Además de idear y presentar sus tres obras teatrales, los artistas principales del Beacon han asistido a eventos de la comunidad, han armado un club de drama para tanda escolar extendida en el Providence Center y han trabajo con vecinos de la comunidad en los jardines comunitarios situados en el Fair Hill Burial Grounds.

EN EL ESCENARIO

Mil fibras

Funciones a las 2:00 p.m. y a las 6:00 p.m. el sábado, 21 de agosto, y a las 3:00 p.m. el domingo, 22 de agosto de 2021 en Taller Puertorriqueño, ubicado en el 2600 N. 5th Street.

Los boletos son gratuitos (se aceptan donaciones); debe reservar con antelación en beacontheatreproductions.org. Las mascarillas son obligatorias. También habrá una exposición de arte de la comunidad en el vestíbulo.

La periodista catalana Laura Calçada tradujo esta nota para El Inquirer.