Felisha Reyes-Morton describe los primeros años de su vida como “una madurez forzada”, ya que tuvo que asumir una serie de responsabilidades para las que no estaba preparada.

Hija de padres puertorriqueños (que se mudaron al norte de Camden en la década de 1960), la joven fue criada por una madre soltera durante la mayor parte de su vida, después del asesinato de su padre cuando tenía un año. Con el tiempo, la madre quiso distanciar a Reyes-Morton y sus dos hermanos menores de sus “raíces locales” en North Camden. Su madre llevó la familia al vecindario de Parkside, porque entendía que estarían menos expuestos a la pobreza, al crimen, a las drogas y al encarcelamiento.

Reyes-Morton recuerda el momento agridulce cuando su madre tuvo que partir a cumplir con una sentencia de cinco años en prisión federal. Después que se le otorgó un permiso especial para participar en la celebración de su Sweet Sixteen, la fiesta se transformó en un momento de despedidas. Luego que su abuela tomó la custodia de Reyes-Morton y sus hermanos menores, la adolescente debió hacerse la encargada del hogar.

La concejal Felisha Reyes-Morton en una conferencia de prensa durante la apertura de un parque con su hija de 3 años, Saige.
Courtesy Felisha Reyes-Morton
La concejal Felisha Reyes-Morton en una conferencia de prensa durante la apertura de un parque con su hija de 3 años, Saige.

A sus 30 años de edad, Reyes-Morton es la representante más joven del Concejo Municipal de la ciudad de Camden, la segunda más joven de todos los tiempos. La concejal ve su rol de liderazgo local como una forma para mantenerse apegada y transparente ante la comunidad que le ha ayudado a comprender las raíces culturales que en ocasiones se les fueron negadas cuando niña.

Ella es la fundadora de Community Building Corporation y North Camden Little League junto a su esposo, Bryan Morton, ha servido como vicepresidente de la organización sin fines de lucro Concerned Citizens of North Camden y es integrante del Comité Democrático para el Condado de Camden.

» To read this story in English, click here.

Entre 2011 y 2018, Reyes-Morton fue miembro de la Junta Directiva del Distrito Escolar de la ciudad de Camden. En ese período, lanzó un programa piloto para estudiantes dotados y talentosos, y estableció asociaciones con patrocinadores del sector privado para construir nuevos laboratorios de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) en escuelas de la ciudad. También recaudó más de $250 millones de dólares para invertir en nuevos edificios escolares.

En febrero de 2019, fue elegida para llenar el puesto desocupado por Luis López, quien renunció al liderazgo del 4to Distrito del Concejo Municipal. En enero de 2020, Reyes-Morton fue juramentada como la concejal del distrito por un período de tres años, convirtiéndose en la primera latina en representar la demarcación. La líder comunitaria vive en North Camden con su esposo y sus tres hijas, de 11, 5 y 3 años de edad.

Tu familia se mudó del norte de Camden durante tu infancia, y ahora representas a la gente que vive en esos vecindarios. ¿Cómo se siente tu madre con tus logros?

Mi madre actualmente vive en Puerto Rico. Ella está muy orgullosa de la vida que he creado para mí; la que he dedicado, en parte, al mejoramiento de las condiciones de vida en Camden. Siempre me alienta seguir lo que dicta mi corazón, cuando se trata de devolverle a esta ciudad lo tanto que me ha dado en la vida.

¿Cuáles son esas perspectivas que traes a la mesa por ser una mujer de descendencia puertorriqueña?

Sabes, cuando joven, yo era una de esas chicas que siempre usaban tennis Jordan y pantalones de sudadera para ir a todas partes, la que necesitaba cuidar de sus hermanos, la que debía administrar las finanzas de mi familia, comprar alimentos y los útiles escolares, incluso traducir para una abuela con diabetes, viviendo del Seguro Social y con una barrera del idioma. Es por eso que entendemos a [los residentes de North Camden] porque sabemos (...) lo que es luchar por la estabilidad, porque somos ellos y ellos son nosotros. Ahora, traemos esa perspectiva, y devolvemos a la comunidad, al conectar a nuestra gente con el gobierno local y mostrarle a nuestra gente cómo proceder hacia la siguiente fase en sus vidas sin perder el sentido de comunidad.

¿Cómo ha sido la experiencia de ser la líder más joven en espacios como el Distrito Escolar y el Concejo Municipal?

El desafío más grande ha sido desmenuzar la experiencia de las mujeres que provienen de identidades isleñas, las costumbres generacionales y los conceptos culturales de nuestras familias, a la vez que cuestionamos cómo se han empañado en la percepción de esta ciudad. Siento que fui forzada a madurar para demostrar que podemos ser educados, que podemos impulsar esta ciudad y toda la región hacia el crecimiento y el éxito (...). Es un reto y una gran responsabilidad llevar el mensaje de que nuestras mujeres pueden dar abrazos y besos, criar hijos, liderar hombres y ser poderosas cuando yo misma siento haber sido obligada a madurar. Veo estas oportunidades [en el gobierno local] como formas de evitar que las generaciones futuras, y mis propias hijas, tengan que madurar antes de tiempo debido a sus circunstancias.

Hasta ahora, ¿cómo ha sido la experiencia en el Concejo Municipal?

Hemos aprendido que existen diferentes estilos y enfoques de liderazgo, cuando se trata de estar presente y realmente impactar en la vida de las personas, en especial, cuando se ven gravemente afectadas por el crimen y la pobreza. Creo firmemente que el trauma me ha ayudado a desarrollar las habilidades necesarias para trabajar a pesar de las dinámicas culturales, para tomar posesión de los derechos de las personas. Compartir con las personas en los escalones del balcón delantero de sus casas siempre es beneficioso para todos, ya que nuestra gente aprende a defenderse a sí misma mientras aprendemos sobre cómo llevar mejor el mensaje de que esta ciudad, y su gente, deben ser respetados.

¿Cuáles son las problemáticas que estás decidida a resolver?

Además de mejorar la seguridad en los vecindarios, desarrollar más programación familiar y hacer crecer el sistema educativo con tal de garantizar el éxito de los estudiantes, tengo dos prioridades en mi agenda, para que los residentes no se pierdan una oportunidad porque la vida les sucede:

Una es conectar las numerosas oportunidades de trabajo que existen en Camden con los residentes de Cooper Grant, North Camden y Cramer Hill, mediante el desarrollo de una serie de talleres sobre, digamos, las claves para escribir un currículo o sobre cómo entrevistarse para un empleo, ahora que tenemos una infraestructura en línea donde las personas puede encontrar puestos vacantes en Camden Works. El segundo es hacer que el gobierno local dedique tiempo para estar más presente y disponible en los lugares donde se encuentra la gente, visitando los parques, los eventos comunitarios en el barrio, aportando recursos y enfatizando que los residentes pueden liderar y decidir qué hacer para mejorar sus barrios.