El Bochinche abrió sus puertas en la 5th Street de Olney en el año 2002. La bandeja paisa y la cazuela de mariscos son algunos de los platos tradicionales de Colombia que han ofrecido por 18 años, junto a otras delicias reconocidas por la diáspora latinoamericana.

Después que declararon la pandemia, Ruthmira Giraldo tuvo que cerrar el negocio familiar dirigido por mujeres a mediados de abril. La caída de las ventas la obligó a enviar a sus empleados a casa hasta mediados de junio. Lloró desesperadamente, preocupada que tendría que cerrar para siempre.

“Este negocio es como un bebé para mi mamá”, dijo Angie Giraldo, quien ayuda a su mamá con el marketing, las promociones y la administración del negocio.

Angie Giraldo abraza a su madre Ruthmira Giraldo, quien abrió el restaurante y bar El Bochinche en 2002. Utilizó el dinero que había ahorrado como empleada del área de limpieza para comprar el local en Olney.
CHARLES FOX / Staff Photographer
Angie Giraldo abraza a su madre Ruthmira Giraldo, quien abrió el restaurante y bar El Bochinche en 2002. Utilizó el dinero que había ahorrado como empleada del área de limpieza para comprar el local en Olney.

Hoy día, el restaurante está abierto. Ofrecen comida para llevar, entrega a domicilio y servicios para comer en el interior y al aire libre, acorde con las regulaciones de salud vigentes. Para adaptar el negocio a las condiciones creadas por la pandemia del coronavirus, la familia Giraldo compró un patio adyacente, para que los clientes puedan comer, mientras escuchan salsa y bachata o ven Telemundo por cable.

El Bochinche es uno de los restaurantes que están participando en Dine Latino Restaurant Week, una iniciativa de la Cámara de Comercio Hispana del Gran Filadelfia, que se lleva a cabo hasta el 4 de octubre.

A diferencia del Dine Latino que se llevó a cabo los fines de semana de abril, que se centró en la comida para llevar de los restaurantes latinos, este esfuerzo ofrece un aperitivo o postre de cortesía con la compra de dos platos principales durante el horario de la cena. Clientes tienen las opciones de comprar para llevar, solicitar entrega a domicilio y comer en el interior y al aire libre en los restaurantes participantes.

Los comensales de El Bochinche pueden disfrutar de empanadas de maíz amarillo con carne de res o pollo como aperitivo de cortesía. Las propietarias esperan que visiten clientes nuevos, interesados en pruebar su comida casera de grandes porciones.

“Le ponemos mucha pasión, porque hemos sido una pequeña empresa que sobrevive del día a día durante todo este tiempo, por lo que esperamos que nuestros clientes sientan esa devoción que tenemos cuando vengan”, dijo Giraldo.

Jennifer Rodriguez, presidente y directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Hispana del Gran Filadelfia, dijo que esta campaña procura crear un sentido de comunidad durante la celebración del Mes de la Herencia Hispana, que promete ser social y físicamente distante durante la pandemia.

“Dine Latino Restaurant se trata de celebrar la cultura y la diversidad latina a través de la comida, en un momento en que no podemos unirnos a través de los desfiles tradicionales y las reuniones a gran escala”, dijo Rodriguez en un mensaje por correo electrónico.

Sazón Restaurant and Cafe

Este restaurante de estilo hogareño en las calles Spring Garden y N. 10th ofrece cocina afro-caribeña de las costas de Venezuela, incluyendo platillos como el pabellón criollo y pescado con coco. Los comensales pueden elegir entre aperitivos como arepas, yuca frita y tequeños, o postres como los churros de chocolate y brownies sin gluten.

Judith Suzarra-Campbell, copropietaria del negocio, dijo que la iniciativa Dine Latino promueve la unidad entre los propietarios de restaurantes.

“Me da mucha esperanza y satisfacción saber que estamos juntos en este momento de tantas dificultades y desafíos”.

Sazón, ubicado en 941 Spring Garden Street, está abierto de viernes a domingo, de 5:00 p.m. a 10:00 p.m., para comer en interiores y al aire libre, comprar para llevar y para solicitar entrega a domicilio.

Alma Romero de Tlacopilco y Marcos Tlacopilco posan para una foto con un plato de pescado frito y una ensalada de Marcos, en su restaurante Alma del Mar, en el sur de Filadelfia, el martes 29 de septiembre de 2020.
JOSE F. MORENO / Staff Photographer
Alma Romero de Tlacopilco y Marcos Tlacopilco posan para una foto con un plato de pescado frito y una ensalada de Marcos, en su restaurante Alma del Mar, en el sur de Filadelfia, el martes 29 de septiembre de 2020.

Alma del Mar

Este restaurante de propietarios mexicanos abrió sus puertas en el sur de Filadelfia hace tres meses, en medio de la pandemia. Para la iniciativa de la Cámara de Comercio Hispana, la gerencia ofrece un menú especial de mariscos para la cena, en paquetes de hasta $38 dólares por persona.

Los comensales pueden mezclar y combinar platos principales de langosta, pescado frito, pollo o bistec con ceviche, mazorcas de maíz o una ensalada de Marcos. Para el postre, hay tiramisú, helado de piña y tarta de perla negra.

Alma del Mar, ubicado en 1007 S. 9th Street, está abierto todos los días, de 7:00 a.m. a 9:00 p.m.

El Inquirer

Noticias y reportajes para las comunidades latinas dentro y fuera del Gran Filadelfia. Puede encontrar más contenido en www.elinquirer.com