La madre que fue arrestada por agentes de ICE frente a una escuela en el sur de Filadelfia este mes y luego liberada por la agencia bajo alegadas “razones humanitarias”, ha sido informada que debe abandonar el país dentro de los próximos 45 días.

La agencia confirmó el miércoles que Verónica del Carmen Lara Márquez, quien fue puesta bajo vigilancia después de su arresto el 11 de febrero, recibió una notificación de que tiene 45 días para salir de Estados Unidos. ICE, la agencia de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU., dijo que está cumpliendo con una orden de captura de 2012, firmada por un juez de inmigración para expulsarla.

Aún así, surgen cuestionamientos sobre su caso. La agencia no reveló por qué Lara Márquez fue detenida por los agentes, ocho años después que la orden de captura fuera emitida, ni proporcionó la documentación relacionada con la orden del juez.

En una entrevista esta semana, Lara Márquez le dijo a reporteras de El Inquirer que había llevado una vida tranquila en Filadelfia después de salir de El Salvador en 2011. La mujer de 32 años, que tiene tres meses de embarazo, dijo que no sabía sobre la orden de deportación, hasta que fue arrestada por agentes vestidos de civil, minutos después de dejar a su hija de 4 años en la escuela primaria Eliza B. Kirkbride.

Los funcionarios de ICE dijeron que la orden de deportación fue emitida por ausencia. No comentaron si el embarazo de Lara Márquez podría afectar su deportación.

Pero, su situación y la falta de información no son únicas, dijo el abogado de inmigración de Filadelfia, Ricky Palladino. “Recibimos llamadas como esta todos los días”, dijo.

Sentada junto a su esposo dentro de la casa que comparten con sus suegros, Lara Márquez dijo que está confundida y preocupada. Ella no sabe qué provocó su arresto, y dijo que no ha tenido interacciones previas con la policía. Ella no sabe por qué ICE dice que es de Honduras, entre otras imprecisiones que notó con la información que la agencia tiene sobre su persona.

Y ella no tiene ninguna orden escrita que describa las instrucciones que se le han dado para salir del país, salvo una nota adhesiva de la especialista en casos de inmigración, que ha sido asignada para vigilarla.

“Directo (sin escala en USA)”, se lee en la nota.

Verónica del Carmen Lara Márquez muestra la nota adhesiva tipo Post-it que se le entregó con un cronograma para que ella compre un boleto de avión para salir del país.
JOSE F. MORENO / Staff Photographer
Verónica del Carmen Lara Márquez muestra la nota adhesiva tipo Post-it que se le entregó con un cronograma para que ella compre un boleto de avión para salir del país.

Lara Márquez dijo que los agentes le dijeron, después de su arresto, que la iban a liberar por su hija. Fue colocada en el Programa de Monitoreo y Supervisión Intensiva de la agencia, de acuerdo con la documentación firmada por los agentes de ICE.

Desde entonces, una especialista en casos de inmigración con BI Incorporated, una compañía de monitoreo que tiene contrato con ICE, la visitó a su casa y registró información sobre los demás miembros en el hogar.

Lara Márquez dijo que la especialista inicialmente le dijo que su deportación sería un proceso largo. Luego, el jueves pasado, la especialista le dijo que tenía 45 días para irse, según dijo Lara Márquez.

Un portavoz de BI Incorporated dijo que El Inquirer debía dirigir todas sus preguntas a ICE.

“Una vez que un juez de inmigración emite una orden final (...) ICE no tiene más remedio que ejecutar la deportación”, dijo un funcionario de ICE, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para discutir el caso públicamente.

Con el paso de los años, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. ha procesado y liberado a personas que fueron arrestadas en la frontera cuando ingresaban a EE. UU., bajo las instrucciones de que tendrían que presentarse ante el tribunal en una fecha no especificada y que sería determinada posteriormente, dijo Palladino.

Pero, las personas que cruzan la frontera no necesariamente saben dónde se alojarán, por lo que las direcciones que proporcionan puede que no sean precisas. Los avisos de la corte pueden enviarse a direcciones donde la persona solía residir, y si las personas no se presentan a su audiencia, un juez puede emitir una orden de deportación en su ausencia.

Esa orden es absoluta.

“Lo único que podría hacer ahora para quedarse aquí es reabrir sus procedimientos de deportación”, dijo Palladino. Dijo que si los registros de ICE sobre Lara Márquez eran incorrectos, eso podría ser motivo para reabrir el caso.

El funcionario de ICE dijo que los registros de la agencia se basan en la información que Lara Márquez proporcionó cuando cruzó la frontera, pero que ICE está investigando la situación.

En cuanto a cómo ICE pudo haber dado con el paradero de Lara Márquez ocho años después de la orden, Palladino dijo que podría haber procesado algunos documentos que pusieron en evidencia su estado migratorio en el radar de la agencia, o alguien podría haber avisado a ICE.

“Es realmente un caso de mala suerte para la persona”, dijo.

Lara Márquez y su esposo dicen que están esperando más información antes de proceder.

“Si regresan, sufrirán mucho”, dijo el suegro de Lara Márquez esta semana. El suegro, que tiene el estado de protección temporal, conocido como TPS, dijo que él y su familia abandonaron El Salvador por las circunstancias de pobreza.

“Tenemos que pagar mucho dinero para vivir en los Estados Unidos, pero también hay trabajo y hay comida”, dijo. Mientras él y su hijo trabajan, Lara Márquez se encarga de las tareas domésticas y de los niños en casa.

El suegro de Lara Márquez vio su arresto desde el segundo piso de su casa y corrió hasta la calle para decirle a los agentes que tuvieran precaución porque está embarazada.

Hasta ese momento, el suegro no sabía que Lara Márquez tenía una orden de deportación emitida en su contra. Dijo que ha estado rezando: la familia asiste a la Basílica San Pedro y San Pablo, y se preocupan por las repercusiones que pudiera sufrir el resto de la familia.

“Moriré si los pierdo”, dijo.