Grupos de ayuda comunitaria de Filadelfia y bancos comerciales se han unido para formar un nuevo programa de préstamos para negocios de propietarios de color, a quienes les han sido negados fondos e inversiones para ayudar a sus empresas crecer. La meta es distribuir $100 millones en un lapso de cuatro años.

El fondo llamado “Fondo de Crecimiento, Resiliencia, Independencia y Tenacidad”, o GRIT por sus siglas en inglés, ha logrado recaudar $13.5 millones de dólares en compromisos de préstamos y subsidios, según Varsovia Fernandez, directora ejecutiva del Pennsylvania CDFI Network, quien ayudó a organizar el nuevo programa.

“Es la primera fase del programa de cuatro años,” dijo el martes. “Creemos que es el único programa de su tipo en el país en donde bancos se han unido para colaborar para el bien de los negocios de propietarios negros y de color”, añadió Fernandez.

» READ MORE: Philly’s biggest employers spend billions outside the city. Inside a new effort to bring that money home.

El nuevo programa se formó con aproximadamente 30 instituciones financieras, incluyendo el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia y la Coalición de Asuntos Urbanos, que forman parte la iniciativa Recarga y Recuperación de la Cámara de Comercio Hispana del Gran Filadelfia, para ayudar a los pequeños negocios impactados por la pandemia.

El grupo formó la Coalición de Liderazgo y Servicios Financieros del Gran Filadelfia.

“A pesar de nuestros esfuerzos el año pasado, la ayuda que se le ofreció a los pequeños negocios no fue la suficiente, especialmente para negocios de propiedad de minorías”, dijo Dan Betancourt, presidente de la Red de CDFI de Pensilvania y CEO del Fondo Community First. “Este esfuerzo es único - no sabemos de líderes de instituciones financieras que hayan hecho esto antes a gran escala”.

El dinero primero será distribuido por medio de 11 instituciones financieras de desarrollo comunitario conocidas como CDFIs, las mismas por las cuales el gobierno federal distribuyó dinero del Programa de Protección de Pago de Cheques (Préstamos PPP) y de otros programas de ayuda por la crisis del COVID-19.

Las instituciones CDFIs recibirán los fondos primero y luego harán unos 1,000 préstamos en los próximos cuatro años.

¿Por qué se usarán intermediarios?

“Muchos pequeños negocios no confían en instituciones financieras”, dijo Betancourt. “Nosotros ayudamos a ser ese puente de ayuda para que ellos puedan lograr poder confiar en ellas, ya que esa confianza es importante”.

Los préstamos van a variar en cantidad.

“Términos más flexibles ayudan a preparar a pequeños negocios mejor”, dijo Sue Lonergan, directora del mercado intermediario y préstamos comerciales del Banco Fulton y copresidenta del programa.

“Para hacer estos préstamos, las instituciones financieras CDFIs tienen que mantener una hoja de balance. Generalmente, los bancos no apoyan a estas organizaciones, por eso este programa es único”, dijo Lonergan. “Nuestra unión para apoyar a las CDFIs es un nuevo modelo para nosotros y uno que esperamos expandir algún día”.

» READ MORE: From wage taxes to red tape, here’s why Philadelphia is one of the hardest cities to do business

Hasta ahora, el esfuerzo ha atraído la atención de bancos regionales como el Customers Bank, Univest y WSFS, y también de instituciones depositarias de minorías como el Banco Asiático y el United Bank de Filadelfia. Instituciones más grandes como el Bank of America, Citizens Bank, y PNC Bank, han hecho compromisos de capital directamente a CDFIs, pero los detalles no están disponibles.

Tampoco estaban disponibles los detalles sobre cómo o cuándo las empresas podrían presentar su solicitud.

“Unos [bancos] se han comprometido a subsidios de varios años y ese capital crecerá con el tiempo, mientras los CDFIs hacen los préstamos a los negocios”, dijo Fernandez. Por ejemplo, un CDFI pequeño puede “tomar $2 millones este año de un banco, prestar el dinero en el 2022 y luego sacar otros $2 millones. Un CDFI grande puede tomar $5 millones, prestar el dinero y luego sacar más”.

Instituciones financieras CDFIs que recibirán los fondos primero son: Beech Capital, Entrepreneur Works, Enterprise Capital, Women’s Opportunities Resource Center, Impact Loan Fund, Neighborhood Progress Fund y VestedIn. Estas recibirán $10 millones en capital para hacer préstamos y más de $1 millón para asistencia de operaciones, hojas de balance, y asuntos técnicos, incluyendo servicios de asesoramiento por parte de 100 voluntarios de la cámara de comercio.

En la próxima fase, el Fondo Community First, PIDC, y el Fondo de Reinversiones recibirán el dinero del nuevo fondo.

Los préstamos hacen una diferencia

Para dueños de pequeños negocios, un préstamo de parte de una institución financiera de desarrollo comunitario (CDFI, en inglés) puede hacer la diferencia entre permanecer abierto o tener que cerrar permanentemente. Trina Worrell-Benjamin, la dueña y fundadora de TWB Cleaning Contractors, consiguió su primer préstamo de un CDFI local llamado Beech Capital. Benjamin dijo que el CDFI les “ayudó a permanecer abiertos como negocio de limpieza comercial, de construcciones y espacios públicos”.

“Al ser un negocio de minorías y un negocio pequeño, un aspecto crítico es el acceso a capital. Muchas veces, cuando estás empezando, es difícil. Beech ha sido una fuente de orientación y estabilidad financiera para nosotros. Como propietarios negros, hemos experimentado muchos desafíos. Necesitábamos el equipo, planilla de sueldos, y entrenamiento para los empleados. Beech nos pudo ayudar a asegurar todo eso”.

Dos años después de ser fundado en el 2014, TWB Cleaning logró asegurar un contrato de limpieza de seis cifras, dijo Benjamin. “Yo fui a cooperativas de crédito y a bancos para poder sacar un préstamo. Para mi sorpresa, me lo negaron”, dijo. “Luego hablé con Beech Capital, y aunque mi calificación crediticia estaba baja…ellos pudieron darme el préstamo y un año después, pude asegurar otro contrato”.

A pesar de tener la segunda población más grande de personas negras entre un grupo de ciudades que incluye Atlanta, New York, Boston y Washington, Filadelfia tiene el número más bajo de negocios con propietarios negros per cápita, con 1.8 empresas por 1,000 residentes negros, según el análisis de datos del Censo del 2018 por parte del Center City District.

Filadelfia tenía 21.6 negocios con propietarios blancos por 1,000 residentes blancos, comparado a 3 negocios con dueños hispanos. Entre todos los grupos raciales, el número más alto de negocios era el de los asiáticos, con 30 empresas por 1,000 residentes asiáticos.

El dinero para los préstamos GRIT vendrá de dos fuentes principales: contribuciones de bancos y del Fondo de la Fundación de Frances P. Kellogg de Filadelfia.

La Red de CDFI de Pensilvania decidirá cómo se distribuirán los fondos; la red manejará el programa y distribuirá las hojas de balance de los CDFI y las operaciones.

Los bancos también podrán proveer inversiones para los préstamos directamente a los CDFIs. Por ejemplo, un CDFI puede tomar $2 millones en capital y luego prestarlos a los pequeños negocios. Los CDFIs podrán tomar capital de acuerdo a la hoja de balance y su habilidad de asegurar préstamos.

Este artículo fue traducido al español por la periodista Maritza Villela.

El Inquirer es una de las más de 20 organizaciones de noticias que producen Broke in Philly, un proyecto colaborativo de reportajes sobre soluciones a la pobreza y el impulso de la ciudad hacia la justicia económica. Vea todos nuestros informes en www.brokeinphilly.org.