A medida que la región de Filadelfia se acerca a la fase verde, en la cual pueden abrir negocios bajo ciertas restricciones, muchos trabajadores, mayormente aquellos quienes están empleados en las industrias de servicios, están siendo llamados de regreso al trabajo.

Sin embargo, muchos de los que han sido llamados de regreso están preocupados por la salud, la seguridad y otras condiciones laborales, igual a las preocupaciones que enfrentaron los trabajadores esenciales durante las fases más restrictivas de la ciudad.

Según los abogados y los defensores de trabajadores, la conclusión principal es la siguiente: Aunque existen directrices de seguridad de la ciudad, el estado y el gobierno federal, que los negocios están obligados a seguir, la aplicación de estas directrices es irregular y no siempre fiable.

Su mejor opción es hablar con sus compañeros de trabajo, presentar sus preocupaciones a su empleador y pedir mejores condiciones. Es decir, organícense. Muchos trabajadores tienen el derecho legal de hacer esto, e incluso si usted no está protegido por la ley. Los organizadores dicen que hay un argumento a favor del momento en el cual los trabajadores de todo el país se paren a exigir condiciones pandémicas más seguras, porque es una forma de protección por sí solo.

“Su lugar de trabajo no podría funcionar sin usted y sus colegas,” dijo KB Brower, director de organización de la organización laboral, Bargaining for the Common Good. “Así que cuando se unen, tienen el poder de hacer que el empleador se haga responsable”.

Esto es lo que necesita saber.

Me están llamando para que regrese a trabajar, pero me preocupa la seguridad. ¿Qué debo hacer?

Pregúntele a su empleador qué medidas están tomando para mantener a los trabajadores seguros y dígale lo que necesitaría para sentirse seguro en el trabajo.

Lo mejor es poner esto por escrito, así que tiene un registro de su pregunta, dijo Nadia Hewka, una abogada en Servicios Legales para la Comunidad de Filadelfia (Community Legal Services of Philadelphia).

Hewka recomienda hablar con sus compañeros de trabajo, ya que hay seguridad y poder en los números.

¿Cuáles directrices deben seguir las empresas?

Estas son solo algunas de las medidas que los negocios pueden estar obligados a seguir, según una orden de la secretaria de Salud de Pensilvania, Rachel Levine:

  • Desinfectar superficies de alto contacto
  • Escalonar los horarios de trabajo para evitar que se formen multitudes
  • Llevar a cabo reuniones o entrenamientos virtuales
  • Proporcionar máscaras a los empleados y exigir que se usen en el lugar de trabajo
  • Limitar la ocupación y seguir las pautas de distanciamiento social
  • Establecer protocolos sobre qué hacer si un empleado resulta positivo

Mi empleador no está siguiendo esas directrices. ¿Qué puedo hacer?

Tiene algunas opciones.

Si trabaja en Filadelfia, puede reportar a su empleador al 311. La ciudad dice que ha estado investigando estas quejas. También podría reportar a su empleador al Departamento de Salud de Pensilvania al 1-877-PA-HEALTH (1-877-724-3258) o a la policía si se siente seguro haciendo eso. También podría presentar una queja ante la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Office of Safety and Health Administration, OSHA -por su sigla en inglés-), pero la agencia no ha tenido un buen historial de manejo de estas quejas. En última instancia, no está claro que reportar a su empleador le dará resultados.

Es por eso que los abogados y organizadores recomiendan hablar con sus compañeros de trabajo sobre sus preocupaciones y elevarlos a su empleador como un colectivo. Ponga su pregunta por escrito para que haya un registro.

Usted tiene derecho a la salud y la seguridad en el trabajo sin importar su estatus migratorio. Si usted es un empleado (y no un contratista independiente), también tiene el derecho de reunirse con sus compañeros de trabajo y pedir mejores condiciones de trabajo bajo una ley federal llamada Ley Nacional de Relaciones Laborales, independientemente de su estatus legal. Esta ley dice que los empleadores no pueden tomar represalias contra los trabajadores por tratar de mejorar sus condiciones de trabajo.

El Concejo Municipal de Filadelfia también está considerando una ley que hará ilegal tomar represalias contra los trabajadores que presentan problemas de seguridad debido al coronavirus.

Si me niego a trabajar por razones de seguridad, ¿puedo seguir recibiendo beneficios de desempleo?

Si usted tiene “buena causa” para rechazar el trabajo —y eso podría ser preocupaciones de seguridad— usted aún podría obtener beneficios, Hewka dijo. Sin embargo, tendrá que demostrarlo, por lo que debe documentar los esfuerzos para presentar sus preocupaciones de seguridad. Si presentó una queja a cualquiera de las agencias mencionadas anteriormente, también puede usarla como parte de su documentación.

Es importante tener en cuenta que, dado que se trata de una situación sin precedentes y en evolución, es posible que tenga problemas para obtener beneficios de desempleo si rechaza el trabajo por razones de seguridad.

Mis compañeros de trabajo y yo dialogamos nuestras inquietudes. ¿Y ahora qué?

Podría empezar escribiendo una carta a su jefe pidiendo mejores condiciones. Brower, de Bargaining for the Common Good, dijo que lo más importante es conseguir que la mayoría de sus colegas esten unidos.

“Pueden ignorar a una persona”, dijo. “No pueden ignorar a la mayoría de los empleados”.

Si tiene colegas que temen a represalias, trabajadores indocumentados, por ejemplo, Hewka recomienda que aquellos que pueden tener más poder (ya sea a través del estatus legal, buena postura en el trabajo o del título de trabajo) traten de tomar un papel más prominente.

Si eso no funciona, puede tomar más medidas, dijo Mindy Isser, una organizadora de trabajo de Filadelfia.

Podría:

  • Circular una petición (intente Coworker.org).
  • Organizar una manifestación con el apoyo de la comunidad u otros grupos de trabajo.
  • Organizar un paro de trabajo.
  • Hacer público a través de las redes sociales.

Brower sugiere comunicarse con organizadores experimentados que podrían ayudarle a hacer un plan que funcione. Podría ser un sindicato que se centra en su sector: el Distrito 1199c de la Federación Americana de Empleados Estatales, Provinciales y Municipales (American Federation of State, County and Municipal Employees, AFSCME -por su sigla en inglés-) para los trabajadores de servicios de atención médica, por ejemplo, o la Asociación de Enfermeras Escolares y Médicos de Pensilvania, (Pennsylvania Association of School Nurses and Practitioners, PASNAP-por su sigla en inglés-) para enfermeras y técnicos. O podría ser una organización de defensa de los trabajadores, como una de estas:

No me han llamado o me están llamando para regresar al trabajo con salarios más bajos. ¿Tengo algún derecho?

Si no está cubierto por un acuerdo de negociación colectiva, la respuesta probablemente es no. No hay ninguna ley que exija a los empleadores que lo llamen, incluso si trabajó en la compañía durante décadas. Tampoco hay ninguna ley que exija que se le pague el salario de antes.

Este podría ser otro problema para organizar con sus compañeros de trabajo, dijo la abogada Rhiannon DiClemente de Servicios Legales para la Comunidad. Los trabajadores de Filadelfia se han estado organizando en respecto a este tema y se han hecho públicos cuando su empleador no los vuelve a llamar.

Si su empleador está llamando de vuelta sólo empleados específicos (por ejemplo, sólo los jóvenes y no las personas mayores), DiClemente dijo que podría estar en violación de las leyes antidiscriminatorias.

Puede llamar a Servicios Legales para la Comunidad con más preguntas al 215-981-3700.

Nota: El Concejo Municipal de Filadelfia aprobó el jueves, 25 de junio, un proyecto de ley que hará ilegal tomar represalias contra los trabajadores que presentan problemas de seguridad debido al coronavirus. Si el alcalde de Filadelfia Jim Kenney lo firma será una ley.

Traducido del inglés por Gabriela Rivera, con la edición de Zari Tarazona. Estas traducciones son una iniciativa de Kensington Voice, como parte del colectivo periodístico Broke in Philly.

The Philadelphia Inquirer es una de las más de 20 organizaciones de noticias que producen Broke in Philly, un proyecto de periodismo colaborativo sobre soluciones a la pobreza y esfuerzos en la ciudad hacia la justicia económica. Vea todos nuestros reportajes en www.brokeinphilly.org.