La pandemia de coronavirus ha llevado a millones de trabajadores en Pensilvania a estar en uno de dos extremos: algunos están sin trabajo por tiempo indefinido, mientras que otros tienen que presentarsen a trabajar bajo las nuevas órdenes de protección sanitaria.

La realidad es que no hay muchas protecciones legales para los empleados que deben presentarse a trabajar en este momento. Por tanto, es recomendable que hable con sus compañeros de trabajo y que pidan juntos condiciones de trabajo más seguras para todos. De esa manera, estará protegido por la Ley Nacional de Relaciones Laborales, que establece que no se pueden tomar represalias contra los empleados que soliciten de manera colectiva mejorar sus condiciones de trabajo.

Si usted es uno de los considerados “trabajadores esenciales”, esto es lo que necesita saber sobre sus derechos.

Mi empleador continúa operando, pero creo que no está permitido bajo las normas actuales. ¿Qué puedo hacer?

El gobernador Tom Wolf ordenó el cierre de todos los negocios que no se consideran “esenciales”, el 19 de marzo. Hay una lista completa de los tipos de negocios que pueden permanecer abiertos en Pensilvania. La policía estatal está haciendo cumplir la orden. Según los funcionarios estatales, puede reportar un negocio al llamar al número de emergencia de la agencia para el orden público en su localidad.

En Filadelfia, el alcalde Jim Kenney también ordenó el cierre de negocios “no esenciales”. Para reporter las empresas o negocios que no respeten las normas de la ciudad, llame al 311 (o 215-686-8686 si no tiene un código de área 215), o envíe un correo electrónico a businesses@phila.gov. Community Legal Services también recomienda llamar al recinto policial más cercano de su trabajo.

Mi empleador dice que tengo que ir a trabajar, pero soy un adulto mayor con riesgo de complicaciones por coronavirus / vivo con alguien que corre alto riesgo / no me siento seguro/a yendo a trabajar. ¿Qué puedo hacer?

Tiene algunas opciones.

Puede solicitar trabajar desde casa, si eso es posible para el tipo de trabajo que realiza.

Si tiene, puede utilizar su licencia por enfermedad. Note que la ley de licencia por enfermedad de Filadelfia, que fue expandida recientemente para cubrir a los afectados por la pandemia, solo permite que los trabajadores acumulen hasta cinco días por año. La nueva ley federal sobre licencias por enfermedad excluye a la mayoría de los trabajadores.

Puede solicitar una licencia de conformidad con la Ley de Licencia Médica y Familiar, que no suele ser pagada pero se expandió para incluir algunas licencias pagadas durante la pandemia.

También puede solicitar ajustes de acomodación bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, en inglés), pero dependerá en gran medida de si su condición de salud o factor de riesgo se considera una discapacidad. La diabetes, por ejemplo, se considera una discapacidad, pero es probable que tener más de 60 años de edad no lo sea.

Mi caso es distinto. ¿Hay algo más que pueda hacer?

Podría hablar con tus compañeros de trabajo sobre sus preocupaciones y luego preguntarle a su empleador, ya sea en grupo o con un individuo como vocero, que cambie las políticas de trabajo para que sean más seguras.

Es importante que hable con sus compañeros de trabajo sobre sus preocupaciones para que esté protegido por la Ley Nacional de Relaciones Laborales, que establece que las personas que se unen a sus compañeros para mejorar las condiciones de trabajo no pueden ser objeto de represalias (por ejemplo, despidos).

La ley también protege a las personas que actúan en interés de sus compañeros de trabajo, lo que significa que si un empleado sabe que los compañeros de trabajo están preocupados por la falta de equipo de protección personal (como las mascarillas y los guantes) y elige enviar un correo electrónico a la gerencia o supervisor, ese empleado debe estar protegido bajo la ley, dijo Greg Greubel, un abogado laboral de Filadelfia.

Sin embargo, llevar un caso ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales conlleva tiempo, por lo que si fuera despedido y la junta decidiera a favor suyo, podría tardarse meses para restablecerlo en su posición de trabajo.

Nadia Hewka, abogada de Community Legal Services, dice que si tiene miedo a las represalias, podría crear una cuenta de correo electrónico anónima para enviar un mensaje a su empleador con las preocupaciones suyas y de sus compañeros de trabajo. Pero, señala la experta, que tiene mayor peso colocar los nombres, en especiales si son muchos los compañeros que se han unido para requerir las nuevas condiciones de trabajo. Las demandas públicas también pueden tener peso.

Estas son las opciones que muchos grupos de trabajadores han estado utilizando en todo el país para expresar sus preocupaciones, sean miembros de un sindicato o no: en Detroit, los conductores de autobuses sindicalizados hicieron un paro laboral y obtuvieron mejores condiciones de seguridad, como equipos de protección personal y protocolos de limpieza más rigurosos. Los trabajadores de las fábricas de procesamiento de carne, tanto sindicadas como sin sindicato, han estado saliendo a protestar por las condiciones de seguridad. Trabajadores de supermercados no sindicados en el Mercado Orgánico MOM de Center City protestaron por condiciones inseguras de trabajo a principios de abril.

Estas son las pautas para empleadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDCs, en inglés). Sepa que estas son pautas voluntarias, no legales. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, la agencia a cargo de mantener a los trabajadores seguros en el trabajo, ha optado por no hacer cumplir estas pautas como una ley.

Si no puedo llegar a un acuerdo con mi empleador sobre las condiciones en el trabajo y me niego a trabajar, ¿estará protegido mi empleo?

Si no es miembro de un sindicato o unión, la respuesta corta es no.

Los miembros del sindicato generalmente tienen protección por “causa justa” en sus contratos, lo que significa que solo pueden ser despedidos por alguna “causa” y pueden desafiar lo que consideren un despido injusto.

Pero, la mayoría de los empleados en los Estados Unidos trabajan “a voluntad”, lo que significa que pueden ser despedidos por cualquier motivo en cualquier momento, excepto en función de ciertas categorías de identidad como la edad y la orientación sexual.

Si cree que fue despedido por motivo de una discapacidad que le impidió trabajar durante la pandemia, eso podría ser una violación de la ADA. Recuerde que tiene que ser una condición que se considere una “discapacidad” en los parámetros de la ADA. Puede presentar una queja, pero tenga en cuenta que estos trámites pueden demorar meses o más en resolverse.

Si renuncio a mi empleo o me despiden porque me negué a trabajar en condiciones inseguras, ¿puedo solicitar los beneficios de desempleo?

Sí, siempre que sea elegible. Sin embargo, debe haber tratado de mantener su trabajo, lo que significa que debe plantear sus inquietudes a su supervisor. Los expertos legales aconsejan poner esas preocupaciones por escrito, a modo de evidencia.